Tratamientos sin cirugía

Ácido hialurónico para recuperar el cartílago

LinkedIn Whatsapp

El cartílago y su función en la articulación

Antes de explicaros todo sobre el ácido hialurónico, quisiera hablaros de la lesión de cartílago: llamada condromalacia o condropatía, se define como una lesión o pérdida del cartílago que recubre el hueso en las zonas articulares.

El cartílago es el órgano que sirve como amortiguador de nuestras articulaciones, absorbe el impacto que recibimos al correr, saltar, jugar, etc. Y sobre todo, protege nuestras articulaciones de la fricción que ocurre entre los huesos que están juntos.

Ahora bien, resulta que nuestro cartílago no es eterno, progresivamente se va “pelando” y queda el hueso descubierto. Esta degradación del cartílago se puede deber a una enfermedad congénita, la edad, una mala alineación de las piernas, un traumatismo, una infección o una enfermedad articular secundaria. Es más frecuente en mujeres, a veces incluso muy jóvenes, y sobre todo en la articulación de la rodilla (femoro-patelar). Esta enfermedad es comúnmente conocida como artrosis.

La lesión de cartílago en los deportistas

También es muy frecuente en deportistas y determinados profesionales. A medida que la lesión se hace profunda va evolucionando la artrosis (desgaste), pudiendo tener desde pequeñas grietas a úlceras condrales con exposición del hueso subcondral.

El ácido hialurónico como tratamiento para reparar el cartílago

Someterse a infiltraciones de ácido hialurónico, es un efectivo tratamiento a la hora de tratar las lesiones de cartílago de rodilla. La infiltración de ácido hialurónico es un tratamiento que se basa en la introducción de una sustancia segura y efectiva que ayuda tanto de disminuir el dolor como a reducir la inflamación de la zona lesionada y permite reparar el cartílago lesionado.

Cada vez son más las intervenciones quirúrgicas por artroscopia de rodilla, donde se llevan a cabo infiltraciones con ácido hialurónico al finalizar el tratamiento para ayudar al paciente a mejorar en su recuperación de la lesión de cartílago rodilla.

¿Dónde se encuentra?

El ácido hialurónico es un elemento que puede encontrarse principalmente en las articulaciones de los seres humanos, la piel y los cartílagos. También conocido como hialuronato, este polisacárido ampliamente distribuido por todo el organismo humano, juega en un importante papel en aquellos procesos de reparación de lesiones como la lesión de cartílago rodilla o condromalacia.

La popularidad de las infiltraciones de ácido hialurónico

En los últimos años, las infiltraciones con ácido hialurónico o con factores de crecimiento (PRP) han ganado gran popularidad y se han extendido a pasos agigantados en el ámbito de la medicina, haciendo uso de esta sustancia en otras articulaciones como el hombro, el tobillo, la cadera o incluso en las articulaciones de las manos o la mandíbula, aunque es la rodilla la articulación que con mayor frecuencia recibe este tipo de tratamientos médicos.

Con estas infiltraciones es posible que los pacientes que sufren una lesión del cartílago en la rodilla consigan recuperar las propiedades originales del líquido sinovial, lo cual permitiría proteger los cartílagos así como retrasar o incluso recuperar la evolución de la lesión.

¿Cuál es el objetivo del tratamiento con esta técnica?

La misión principal que nos planteamos al aplicar este tratamiento es:

Reducir la inflamación
Reducir el dolor
Reducir la presión en el cartílago lesionado
Reparar el cartílago

Para finalizar, quisiera realizar una afirmación tajante: hasta el día de hoy el cartílago NO se regenera.

Escribe un comentario